Facebook Twitter Google +1     Admin

Reflexión sobre nuestro ciclo de cine

20110221141943-shutterislandposterrrr.jpg

Una vez hemos terminado nuestro primer ciclo de cine (en este artículo tenéis la pregunta que lo originó, y en estos tres artículos una breve reseña sobre cada visionado - Memento, Shutter island y Origen), toca reflexionar sobre qué es lo que tienen en común estas películas.

Atención: si no viste alguna de estas tres películas y tienes pensado hacerlo, no sigas leyendo este artículo.

Estuvimos analizando en el aula algunas escenas de las tres películas, sobre todo aquellas en las que la música ofrecía más elementos para analizar (por ejemplo: la escena de Shutter island en la que aparece Teddy en el campo de concentración, con esa música tan tétrica y rítmica, para aparecer en el lujoso salón donde Laedis escuchaba junto a la chimenea el cuarteto con piano de Mahler...), y después de comparar las tres películas llegamos a las siguientes conclusiones:

a) en las tres el protagonista es un hombre misterioso con un pasado que lo atormenta y que le impide vivir en el presente; así, en Memento Leonard está obsesionado con llevar a cabo su venganza y matar al asesino de su esposa, pero desconocemos los detalles hasta que termina. En Shutter island Teddy lleva a cabo una investigación innecesaria y tan sólo a través de sus ensoñaciones lograremos acceder a la verdad que le persigue. Origen muestra lo contrario: Cobb no huye de su pasado, sino que mantiene atrapado un recuerdo (su esposa) y sólo al final sabremos qué ocurrió exactamente;

b) en las tres la muerte de la esposa pesa como una losa; una vez que descubrimos las causas de las tres muertes (la esposa de Leonard murió porque, aunque sobrevivió al asalto del violador misterioso, no soportó el estado de su marido, y como experimento dejó que le administrase demasiadas dosis de insulina; la esposa de Teddy, loca, ahogó a sus tres hijos en el lago de al lado de casa, y éste, rabioso y fuera de sí, le pegó un tiro; la esposa de Cobb se suicidó al no distinguir si la realidad era un sueño o no, y convencida de que al morir en este mundo despertaría en el REAL se tiró por la ventana) sabemos el nivel de responsabilidad o culpa que el protagonista tiene;

c) en las tres el espectador percibe la realidad completa o totalmente distorsionada; Leonard no puede recordar lo que le ocurre, y por eso es incapaz de acceder a la verdad que en su momento supo y quiso falsear por insoportable (él mató a su mujer y ya se vengó del auténtico violador). Al espectador se le va dosificando la información en pequeñas dosis de tres o cuatro minutos (el tiempo que él es capaz de mantener en su memoria lo que le ocurre), y luego da un salto temporal hacia atrás (flashback), para mostrar el fragmento anterior. De modo transversal, una segunda línea temporal - esta cronológicamente ordenada) aporta información sobre los antecedentes del protagonista. Así, con un poco de información y mucho desorden, pero percibiendo con claridad los eslabones que unen la película, llegamos a comprender lo que ocurre al final. Teddy no puede acceder a la verdad porque siente tanta culpa por lo que hizo y es tan inteligente y violento que crea una nueva realidad en la que su papel pasa a ser heroico, en la que todos los personajes de la película son otros, en la que hay una conspiración contra él, y en la que sólo él se considera realmente cuerdo. Al llegar al final de la película, la verdad desenmascara su situación real, y nos permite reinterpretar todo lo visto hasta entonces, invitándonos a dudar del protagonista. Finalmente, Cobb vive en un mundo donde muchos desconocidos lo persiguen (tanto en los sueños - las proyecciones del subconsciente del sujeto - como en la realidad - las fuerzas de la ley). A nosotros nos dan como verdadero lo soñado en más de una ocasión, y ese final tan misterioso no ayuda a tener ninguna certeza;

d) la culpa es el motor de la acción; así, la incapacidad de recordar unida a la insoportabilidad de haber matado a su pareja sin saberlo convierten a Leonard en alguien que se miente a sí mismo para seguir viviendo; la culpa mueve a Teddy a crear una enorme película entorno a sí mismo, y reparte su responsabilidad entre personajes inexistentes que le ayudan a vivir; Cobb mo soporta haber traicionado la confianza de Mal al haberle introducido en la cabeza la idea que acabaría con ella, y por eso hay varios silencios en la película cuando tratan el tema del "origen" como un procedimiento realmente posible pero peligroso.

Hombres que mienten al espectador, que huyen de muertes horribles e involuntarias, trágicas, inevitables al ser personas tan violentas.

Mujeres que son el eco de la culpa no aceptada, que vienen en sueños, en recuerdos, en mensajes, para traer el recuerdo de lo que no debió haber ocurrido nunca.

Tres películas muy buenas que han sabido combinar el éxito en la taquilla, la acción que entretiene al inquieto, el argumento que da conversación al curioso, la complejidad formal que llena de tinta los papeles sobre cine, y sobre todo el peso - la humanidad - que sacia la sed de vida que tantos espectadores y lectores tenemos.

 

21/02/2011 14:19 davidov3 #. Literatura

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Lore

Muy bueno el analisis, me parece muy acertado, y tambien muy buena la eleccion de peliculas.

Fecha: 21/02/2011 14:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris